Amistad

En la barquita que cruza el río viven dos cisnes blancos y un gatito. A los tres les encanta jugar a ver quién salpica más cuando se tiran al agua, uy, qué frío. A los dos cisnes blancos, la natación se les da tan y tan bien, que el gatito sueña con tener plumas por abrigo. Al gatito se le da tan y tan bien ir de piedra en piedra, de rama en rama, de pino en pino, que los dos cisnes blancos sueñan con perder pluma y ganar una estola peluda alrededor de su enhiesto cuellito.

Los tres comparten tardes de juego, trompadas y canciones bonitas, porque el paseo en barca, surcando el río de sitio a sitio, es su hora favorita, su ocupación preferida y el mejor momento de recreo, qué divertido. Pero si hay algo que en verdad les rechifle a estos tres traviesillos, es mirarse en el agua buscando su reflejo, unidos y bonitos, sabiendo que por muy diferentes que sean, serán siempre los mejores amigos. A los dos cisnes blancos y al gatito, la amistad les ha regalado un amor infinito.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.​